Que dice la Biblia sobre el Suicidio

Hablar de suicidio siempre es doloroso. Es doloroso porque alrededor de esta situación hay personas que sufren. Es doloroso porque el solo pensar en el suicidio, habla de angustia, de desesperanza, de no encontrar salida y de cientos de preguntas sin respuestas para quien lo piensa o lo pensó y tomó esta decisión, y para quienes lo rodean.

Pero hablar de suicidio, aunque es doloroso, es necesario. Porque el hecho de hablarlo y verbalizar el pensamiento, la inquietud o la necesidad da la posibilidad de poder buscar ayuda y de acompañar. Hablar de un tema tan doloroso crea un nuevo espacio y abre una oportunidad. Por eso quiero mostrarte lo que la Palabra de Dios dice sobre el suicidio. Pero antes contarte como Dios trato y trata conmigo con respecto a este tema.

No sé quién está del otro lado leyendo o escuchando, quizás abriste este link por curiosidad o porque quieres saber cómo ayudar y acompañar a alguien que está lidiando con este sentir. Posiblemente alguna vez lo pensaste o actualmente estas luchando con este pensamiento; o en tu historia hay algún ser querido que tristemente tomó esta decisión. Y esta última oración, es la que me representa. Te escribe la sobrina, la nieta y la hija de 3 hombres que decidieron quitarse la vida. Mi tío, mi abuelo y mi papá tomaron esta decisión. Por esto es que escribo, con mucho respeto, amor y empatía, pero por sobre todo escribo con esperanza. La esperanza, la convicción y el consuelo que solo Dios, a pesar del dolor, puede dar.

La Biblia nos asegura: “Estas cosas os he escrito a vosotros que creéis en el nombre del Hijo de Dios, para que sepáis que tenéis vida eterna, y para que creáis en el nombre del Hijo de Dios”. (1 Juan 5:13). Aquel que “cree en el nombre del Hijo de Dios” puede aferrarse al hecho bíblico de que “tiene vida eterna”, tiempo presente, ahora mismo. Ya es inmortal. Jesús prometió: “Y todo aquel que vive y cree en mí, no morirá eternamente”. (Juan 11:26). Simplemente pasamos del tiempo a la eternidad, de esta vida a la siguiente.

La Biblia enseña claramente que un cristiano es para siempre hijo de Dios:

  • “Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, más tenga vida eterna” (Juan 3:16).
  • “Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco, y me siguen, y yo les doy vida eterna; y no perecerán jamás, ni nadie las arrebatará de mi mano. Mi Padre que me las dio, es mayor que todos, y nadie las puede arrebatar de la mano de mi Padre” (Juan 10: 27-29)
  • “Y todo aquel que vive y cree en mí, no morirá eternamente” (Juan 11:26).
  • 1 Juan 1: 9es claro: “Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad”. Todo significa todo. Ningún pecado es imperdonable para un cristiano. Ningún versículo de las Escrituras conecta el suicidio con nuestro destino eterno. Si este acto pudiera hacernos perder nuestra salvación, la Biblia aclararía ese hecho. Al contrario, no podemos ganar ni perder nuestra salvación por las acciones humanas: “Por gracia sois salvos” (Efesios 2: 8-9).

El suicidio es una tragedia para todos los involucrados, incluido nuestro Padre Celestial. Pero la Biblia en ninguna parte enseña que a los cristianos les cuesta la salvación. Posiblemente la pregunta que surge es si realmente era hijo de Dios ¡Y nosotras no tenemos esa respuesta, solo Dios la tiene y solo en el Cielo lo sabremos!

Tristemente hoy son cada vez más los hijos de Dios que, al saberse seguros en su salvación, se quitan la vida, perdiendo así la posibilidad de disfrutar de la vida que Dios planeó, de seguir ganando coronas para Él y de vivir las buenas obras que de antemano Dios planificó.

La Palabra de Dios no usa la palabra suicidio, pero tiene mucho que decir sobre el tema.

El Antiguo Testamento registra cinco claros suicidios: Abimelec (Jueces 9:54). El rey Saúl (1 Samuel 31: 4). El escudero de Saúl (1 Samuel 31: 5). Ahitofel (2 Samuel 17:23). Zimri se prendió fuego después de que fracasó su rebelión (1 Reyes 16:18). Algunos consideran que Jonás intentó suicidarse (Jonás 1: 11-15). Aunque muchos no ven esto como un suicidio, Sansón destruyó el templo filisteo, matándose a él y a todos los que estaban con él (Jueces 16: 29-30). La muerte de Judas es el único ejemplo claro de suicidio en el Nuevo Testamento (Mateo 27: 3-10). Más tarde, Pablo evitó el suicidio del carcelero de Filipos y lo ganó para Cristo (Hechos 16: 27-28).

¿Por qué puede alguien pensar en quitarse la vida?

Las estadísticas dicen que más de 800 mil personas se suicidan cada año, 1 cada 40 segundos. Es la segunda causa de fallecimiento entre jóvenes de 15 a 29 años y en los últimos 2 años se triplico el número en mayores de 65 años.

Quien piensa en el suicidio busca poner fin a su sufrimiento y cree que acabar con su vida traerá alivio. Algunas de las causas son: el dolor emocional que supera la capacidad para afrontarlo, por intenso dolor físico, Condiciones o enfermedades mentales preexistentes no tratadas a tiempo con los profesionales adecuados, profundos sentimientos de tristeza que llevan a la depresión, no encontrar la solución a los problemas, una fuerte lucha espiritual, el peso del pecado sin confesar y la vergüenza y dolor que este le produce.

¿Cómo acompañar a alguien que tiene este deseo?

Si la persona de alguna manera logró expresar el deseo de acabar con su vida, consideremos esto como una oportunidad para poder hacer “algo”. Ese “algo” que podemos hacer es, en primer lugar, tomar un profundo compromiso de oración por esta persona. Posiblemente la situación excede a nuestras habilidades para ayudarlo, por eso debemos motivarlo y llevarlo a buscar la ayuda profesional y espiritual necesaria que él o ella requieren. Y en la medida que esté en nuestras posibilidades acompañarlo de la forma más práctica posible, desde lo espiritual, mental, emocional y social.

No cometamos el error de decirle que no piense así, que son tonterías o de postergar a esta persona. Si logró expresar su sentir, no creamos que solo con orar y una buena charla motivadora ya está solucionado porque la idea del suicidio se instala y carcome profundamente y, en muchos casos, se presenta como la única salida posible. Por eso es necesario un acompañamiento sostenido a través del tiempo.

¿Cómo enfrentar estos pensamientos y deseo?

Si alguna vez has intentado acabar con tu vida o estos pensamientos son recurrentes, ¡necesitas buscar ayuda! Seguramente hay personas a tu alrededor a quienes puedas expresárselo y ellas te acompañen al lugar y los profesionales correctos. Pero principalmente, busca a Dios y Su Palabra. Esta idea se instala mayormente a través de mentiras. Satanás es el padre de mentiras, y la única forma de sacar las mentiras es con la verdad de la Palabra de Dios. Al conocerla y aferrarte a ella puedes ser verdaderamente libre (Juan 8: 32). Si lo has intentado y crees que sola no puedes buscar a Dios, una vez más insisto, ¡¡busca ayuda!!

¿Cómo seguir cuando alguien cercano tomó esta decisión?

Cuando alguien cercano a nosotros toma la decisión de quitarse la vida el dolor es desgarrador. La mente se llena de preguntas y el corazón no encuentra explicación. Como todo duelo, lleva su proceso y sus tiempos, y es importante no querer acelerar ninguno de ellos.

Hay dos factores que ocupan un lugar clave a partir de esta situación:

La culpa. Nos sentimos culpables. Nos preguntamos ¿por qué? ¿qué podríamos haber hecho distinto? ¿cómo no nos dimos cuenta? Y así surgen infinidad de preguntas, para las que posiblemente en esta tierra no encontremos respuestas.

El perdón. Hacia el ser querido que tomó esa decisión, hacia uno mismo, porque el sentimiento de culpa muchas veces se torna muy pesado; y en muchas ocasiones pedirle perdón a Dios, porque nos enojamos creyendo que Él tiene la culpa de lo que sucedió, cuando en realidad, Dios nos da a cada uno la posibilidad de tomar nuestras propias decisiones.

Solo Dios conoce si él o ella eran realmente salvos, nos toca aceptar y aferrarnos a la esperanza de volver a verlos.

Personalmente atravesé estas situaciones que describo y puedo hablar de un Dios que da esperanza donde no la hay, que consuela para que sepamos consolar, que aún a pesar de una historia dolorosa, hace nuevas todas las cosas.

Finalmente quiero que meditemos en Juan 10:10 (NTV) “el propósito del ladrón es robar, matar y destruir; mi propósito es darles vida plena y abundante.” Y sin dudas, eso es lo que Satanás quiere hacer, que no disfrutemos de la vida plena y abundante que Dios planeó para cada uno de nosotros. De distintas formas trata de cumplir su cometido y a muchos les presenta el suicidio como la única salida posible. ¿Estas disfrutando de la vida plena y abundante que Él planeo para vos o estás creyendo las mentiras de Satanás? ¿Estás decida a hablarle a otras del amor y la esperanza que hay en Cristo?

Dios más que nadie conoce tu situación, entiende tu dolor y consuela el corazón. En Cristo hay esperanza, hay consuelo, hay perdón, hay presente y futuro y ¡hay victoria! ¡En Él hay vida y vida en abundancia!

 

No dudes en escribirnos si consideras que necesitas ayuda, orientación o acompañamiento en oración

Síguenos o comparte en:

7 comentarios en “Que dice la Biblia sobre el Suicidio”

  1. Avatar

    Que tema tan necesario en los tiempos que vivimos!
    Donde el diablo está usando toda la artillería pesada para desviarnos de los Planes perfectos de Dios, destruirnos y así no aprovechar el tiempo de Su Gracia
    Bendito perdón de Dios que nos consuela con la esperanza de lo eterno
    Gracias Naty por este mensaje, por tu testimonio y gracias a Dios por la fortaleza que te da y que tu experiencia sirva de ejemplo y aliento a quienes te leen
    Un gran abrazo hermana amada

  2. Avatar
    Maria Rodriguez

    Querida Nati que tema tan doloroso y tan actual, nuestros jóvenes tomaron esto como salida a las frustraciones , esta generación llamada de cristal necesita mucha contención! Fragiles como el cristal son sus vidas nosotros como padres debemos allanar el camino respaldados en la palabra de Dios y sus promesas marcando cada día el inmenso amor y misericordia que Dios tiene para con nosotros dándonos fortaleza, sustento y amor. Siempre está tendiendonos su mano para sacarnos del mas profundo dolor! Agradecida por este mensaje y admirando la obra que el Señor hace en tu vida ruego a Dios te use siempre como mensajera para llevar alivio a tantos que pasan por esto, visto y vivido en carne propia. Bendiciones.

  3. Avatar

    Una pregunta
    porque un hijo de Dios que entiende el evangelio espiritualmente, en momentos de angustia cuando el diablos mete en su cabeza la idea del suicidio no sería capaz de recordar el amor de Dios del cual el recibió y entendió el cual siempre es la salida se me viene a la cabeza el versículo de proverbios
    24:16Porque siete veces cae el justo, y vuelve a levantarse (pregunta mi vato) no es en plan debate es en plan buena onda porque es bien curiosillo y no sabe la respuesta (pregunta mi vato)

  4. Avatar
    Cecilia Arellano

    Hola,Naty, buenas tardes!! Muchas gracias por tu desarrollo de este tema tan profundo y doloroso, te cuento el 7/11, se va a cumplir un año de que mi único sobrino de 20 años tomo esa triste decisión, todos los días le pido a Dios que haya tomado su alma en el ultimo momento, creo en la misericordia tan grande de nuestros Señor ,en que cuando me toque partir a los pies del Señor el va a estar ahí, diciéndome Tía todo esta bien!!
    nuevamente gracias!!
    Bendiciones!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *